Anticonceptivo más eficaz

 

A diferencia de lo que se creía hasta el momento — y de los métodos favoritos por quienes desean evitar un embarazo — un estudio reciente ha demostrado que el denominado DIU y el implante anticonceptivo son los métodos más efectivos. ¿Y tú cuál prefieres?

En la época de las abuelas era realmente complicado evitar un embarazo no deseado, ya que los métodos anticonceptivos eran pocos y la mayoría de las veces o no eran efectivos o les causaban muchas molestias a las mujeres.

Afortunadamente, la situación hoy en día es diferente y existen distintas alternativas en cuanto a los anticonceptivos, de forma que puedes elegir la que te haga sentir más cómoda. Por eso, algunas personas dicen que quien se embaraza actualmente es porque quiere, aunque sea de manera involuntaria.

Sin embargo, esta apreciación puede ser un poco prejuiciosa y en realidad no es totalmente cierta. Muchas mujeres (sobre todo las adolescentes) pueden quedar embarazadas porque no conocen los métodos anticonceptivos disponibles, y aún sin considerar estos casos, hay muchas mujeres que se embarazan, a pesar de que están utilizando algún método anticonceptivo.

Entonces, ¿no son seguros los métodos anticonceptivos? Algunos son más que otros. Depende de varios factores, algunos tienen que ver con el método anticonceptivo que se elige y otros con el modo en que se usa. Por ejemplo, hay muchas mujeres que se olvidan de tomar la píldora o no la toman como se debe, lo que disminuye su efectividad y aumenta las posibilidades de quedar embarazadas.

Así y todo, hasta el momento, las píldoras anticonceptivas y los condonesfiguraban entre los métodos anticonceptivos más exitosos y, de hecho, suelen ser los más seleccionados, entre otras cosas, porque son fáciles de conseguir.

Pero teniendo en cuenta que en Estados Unidos se estima que alrededor de la mitad de los embarazos no son ni planeados ni deseados, un grupo de investigadores del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Luis, decidió buscar nuevos datos que permitan cambiar esta situación.

Para esto, pusieron a la disposición de casi 7,500 mujeres distintos métodos anticonceptivos reversibles, como el dispositivo intrauterino conocido como DIU y los implantes anticonceptivos, de manera gratuita. Luego, compararon la efectividad de estos con otros métodos anticonceptivos, como las píldoras, los parches, el anillo vaginal y las inyecciones de hormonas siguiendo a las participantes durante varios años.

Durante el estudio, 334 mujeres quedaron embarazadas sin intención de hacerlo y, entre ellas, 156 lo hicieron mientras usaban algún método anticonceptivo, que obviamente falló.

Según estos resultados, que fueron publicados en el New England Journal of Medicine, el promedio de embarazos no deseados entre las mujeres que usaban pastillas, anillos vaginales o parches fue de 4.8 por ciento durante el primer año y alcanzó el 9.4 por ciento en tres años.

Esa cifra es bastante superior al 0.3 por ciento de mujeres que han quedado embarazadas usando un DIU o un implante, durante el primer año del estudio, cifra que alcanzó el 0.9 por ciento en tres años. Del mismo modo, entre las mujeres que usaron inyecciones de hormonas sólo el 0.1 y el 0.7 por ciento quedaron embarazadas durante el primer año o en los tres de estudio, respectivamente.

Estos resultados hacen pensar en los distintos métodos anticonceptivos que existen en la actualidad, sus características, los costos, la accesibilidad de cada uno de ellos y la facilidad de uso.

Si quieres evitar un embarazo (no planeado o no deseado), habla con tu médico para que pueda asesorarte en base a tu caso particular y a tu estilo de vida. Ahora tú responde: ¿qué método anticonceptivo prefieres?